Jeff Horn destronó a Pacquiao por decisión únanime

La Guerra de Brisbane terminó siendo una guerra de verdad y no el paseo que todos imaginaban para Manny Pacquiao. Se despejó la duda sobre la actitud de Jeff Horn que prometía nervios y fue puro corazón. El combate fue emocionante desde el primero al último minuto y no le faltó nada. Hubo intercambios duros, buenas combinaciones, momentos dramáticos con el australiano a punto de ser noqueado, golpes ilegales, cabezazos, un réferi apático, un juez que vio otra pelea, un estadio de rugby repleto por una multitud vociferante que asistió de pie y un resultado inesperado que necesariamente exige una explicación. ¿Lo ganó Horn o lo perdió Pacquiao?

Vamos a tratar de descifrarlo.

LA PRIMERA SORPRESA: OTRO HORN Y OTRO MANNY

La teoría previa era ver en el arranque al australiano timorato, apegado a su manejo de laterales y estableciendo la distancia con el jab para impedir que el filipino lo abrumara con su velocidad. Tampoco creíamos que Manny arriesgara mucho, pero si entendíamos que marcaría el ritmo con su actitud ofensiva. Ocurrió todo lo contrario. Horn salió a llevárselo por delante y lo sorprendió. En ese primer episodio le llegó a Manny con buenos golpes, especialmente por afuera y con cualquiera de las dos manos. Horn salió a ser el protagonista e impresionar con su actitud y lo logró. Manny se vio desconcertado y abrumado en esos primeros tres minutos.

 

Vía: espndeportes.com

2018-11-15T16:53:33-04:00July 3rd, 2017|Categories: Noticias|Tags: , |
× WhatsApp!