Paciencia de los Cubs rindió dividendos en el Juego 4

LOS ANGELES — El apasionante mundo del diamante puede traer sorpresas en un abrir y cerrar de ojos, como que un equipo maniatado por varios lanzadores a lo largo de la postemporada despierte de repente con una montaña de carreras.

Para los integrantes de los Cachorros de Chicago, empero, no fue ninguna sorpresa anotar 10 veces frente al conjunto que lo había blanqueado dos noches consecutivas porque eso, dar palos a granel, es lo que han estado haciendo a lo largo del 2016.

“Tuvimos paciencia, esa fue la clave”, proclamó el receptor de los Cachorros, el venezolano Willson Contreras. “Hemos notado que tratando de hacer mucho hay pocos resultados, esa era la realidad. Pudimos acortar los swings, tener mejor plan en el plato, vimos más pitcheos.

“Preocuparnos, no, porque el béisbol es así”, analizó Contreras. “Tienes días buenos, tienes días malos. Pasas dos días sin conectar hits o dos días sin anotar carreras. Todos los días hay que venir a jugar pelota, hay que jugar 27 outs”.

Cortesía de m.es.mlb.com

2018-11-15T16:54:07-04:00October 20th, 2016|Categories: Béisbol MLB|
× WhatsApp!