Wellington Castillo dio positivo a sustancia llamada “EPO”

Este jueves se añadía un pelotero dominicano se sumó a la lista de suspendidos por sustancias prohibidas en las Grandes Ligas.

El EPO es una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos. Ha sido detectada en controles a ciclistas y tenistas.

La eritropoyetina, factor estimulante eritropoyético, hemopoyetina o simplemente EPO es una citocina glucoproteica que estimula la formación de eritrocitos y es el principal agente estimulador de la eritropoyesis natural. En los seres humanos, es producida principalmente por el riñón en las células intersticiales peritubulares, células mesangiales (del 85 al 90 %), el resto en el hígado y glándulas salivales (del 10 al 15 %).

Como medicamento, la eritropoyetina recombinante o sus similares fabricados de forma biotecnológica se usan para tratamiento de la anemia en pacientes con enfermedad renal crónica (ERC), en complemento a la diálisis y también después de ciclos de quimioterapia agresivos para tratamiento de cáncer, información tomada del Facebook Facultad Ciencias Salud-UASD.

Está prohibido el uso de la EPO o de sus similares ¯como el fármaco rHuEPO (eritropoyetina recombinante humana)¯ como método de dopaje en el deporte. La EPO que aumenta la masa eritrocitaria (elevando el hematocrito), lo que permite un mejor rendimiento del deportista en actividades de ejercicio aeróbico. De esta manera se aumenta la resistencia al ejercicio físico. Según un estudio de 2007, el suministro de rHuEPO a individuos sanos durante seis semanas produjo un aumento del consumo máximo de oxígeno (VO2 max) en un 6,4 % y de la resistencia al esfuerzo; a través principalmente de un aumento del 10 % en la hemoglobina.

El estudio se centra únicamente en ciclistas aficionados bien preparados. Publicado en la revista médica The Lancet Haematology, demuestra que aunque la EPO (eritropoyetina) mejora sus actuaciones en exámenes cortos de esfuerzo en laboratorio, no tiene efectos notables durante una carrera de resistencia en una carretera en condiciones reales.”Queda por saber si estas conclusiones se aplican también a los ciclistas profesionales”, cuyos niveles de entrenamiento son bastante más importantes, comentó el responsable del estudio, Jules Heuberger, del centro de Investigación sobre Drogas de Leiden, en Holanda. Según Heuberger, “el objetivo era aplicar a la investigación sobre dopaje los mismos estándares que para los ensayos clínicos”.En efecto, “hay pocas pruebas científicas sobre los productos dopantes, en parte porque resulta imposible realizar exámenes con deportistas de alto nivel, sometidos a las normas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)”, según la revista Marca.

 

Vía: EFE

× WhatsApp!