Stephen Curry intentó detener la ida de Kevin Durant a Nets pero algo evitó que se reunieran.

El estelar base armador de los Golden State Warriors, Stephen Curry, no solo se ha encargado de ayudar al equipo a ser mejor durante los últimos años, recientemente puso en practica su liderazgo para detener la llegada de Kevin Durant a los Brooklyn Nets, pese a la decisión de su compañero.

Según reportes Curry viajó desde China para interceder en la decisión de KD. De hecho se involucró a tal punto que preparó una recepción para sostener un encuentro con el alero y convencerlo de permanecer en la organización.

Sin embargo, todo el esfuerzo del “Splash Brtoher” fue en vano, pues una vez que aterrizó en New York, el mundo ya sabía cual sería el próximo destino de Durant por lo que el base solo desear los mejores deseos a su colega en su nueva etapa en la NBA.

Según reportes, el discurso de Curry era para recordar a Durant lo mucho que disfrutaban jugando juntos y lo mucho que lo quería la fanáticada de Warriors. Además de lo dominante que podían seguir siendo.

Aunque no tuvo el efecto esperado, no deja de ser una jugada elegante de Curry en su rol de líder de la franquicia.

× WhatsApp!